sábado, 9 de enero de 2010

EL RETORNO DE LA CHICA VAMPIRO: DÍA 0


Dejémonos de juegos, será lo mejor para todos.

No busco comprensión, sino destrucción: quiero reducirme hasta lo esencial, quiero perder todo lo accesorio.

Quiero llegar a mis deseados 45 kilos, tal vez algo menos.

Y no, no quiero que me salves: soy mayor de edad, llevo años con esto y lo que no hicieron otros no lo harás tú. Gracias.

En realidad da igual si tengo autoestima o no la tengo, o si tuve una infancia difícil... el motivo por el que estoy aquí es porque necesito retomar el control, volver al ayuno, al entrenamiento exhaustivo...y quiero llevar un registro, algo así como una letra escarlata postmoderna que publique mi vergüenza cuando falle y coma. Porque a partir de mañana comienzo un nuevo reto, el retorno de la chica vampiro.

Quiero volver a ser esa chica vampiro que era antes de este último mes: la de la piel pálida, la que nunca comía, la que nunca dormía y observaba todo desde sus ojos de un verde desvaído. Esa era yo, la chica vampiro que lograba devorarse a sí misma a diario: la que ayunaba, se ejercitaba...; tengo que volver, como sea.

Cuenta atrás para el ayuno 3, 2, 1...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada